Intel deberá pagar US$ 400 millones por abusar de su posición dominante en Europa

52

En un fallo que marca un nuevo capítulo en una prolongada batalla legal, las autoridades antimonopolio de la Unión Europea le impusieron a Intel una multa de US$ 400 millones, sanción que llega después de que el gigante de los chips pareciera haber salido victorioso el año pasado en un caso similar.

La Comisión Europea dictaminó que el fabricante de chips estadounidense deberá pagar la multa de 376,4 millones de euros, revocando así una sanción original de 1.060 millones de euros impuesta en 2009. Esta multa original se debió a acusaciones de que Intel empleó tácticas de ventas ilegales para socavar a su competidor más pequeño, AMD.

El organismo de control antimonopolio de la Unión Europea acusó a la corporación de abusar de su posición dominante en el mercado global de microprocesadores x86 mediante el uso de reembolsos y restricciones de ventas destinadas a excluir a sus rivales.

Ya el año pasado, el Tribunal General de la Unión Europea anuló la sanción original, argumentando que el análisis de los reembolsos realizado por la comisión no cumplía con los estándares legales. Sin embargo, el tribunal confirmó que las restricciones a las ventas constituían un abuso de la posición dominante de Intel en el mercado.

La incertidumbre persiste sobre cómo se dividirá la multa total entre las dos infracciones, ya que el tribunal no pudo llegar a una decisión al respecto. Como resultado, la Comisión Europea se vio obligada a determinar una nueva cifra.

“La multa más baja impuesta por la decisión de hoy refleja el alcance más limitado de la infracción en comparación con la decisión de la Comisión de 2009”, explicó el organismo de control de la Unión Europea.

En este articulo