La próxima cosecha crecerá 70% y las exportaciones agrícolas un 49%, con divisas por US$34.507 millones

38

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) estimó un aumento del 138% en la producción de soja y del 62% en maíz en comparación con el ciclo anterior. Se espera una cosecha récord de 134 millones de toneladas, lo que supone un aumento del 70% en comparación con la campaña anterior, según precisó Ramiro Costa, economista jefe de la BCBA. ,

Así, las exportaciones agrícolas aumentarán un 49% durante la campaña 2023/24. Alcanzarán un total de US$34.507 millones. Este aumento significativo en las ventas al exterior representa un incremento de US$11.315 millones con respecto a la campaña 22/23 y augura un período de crecimiento para toda la economía.

Estas cifras se basan en un pronóstico climático favorable, con la influencia de “El Niño”, que ha llevado a estimar una superficie total de 27,4 millones de hectáreas para los principales cultivos de verano.

Según las estimaciones de la BCBA, la superficie cultivada con soja, maíz, girasol y sorgo durante el nuevo ciclo alcanzaría 17,1 millones de hectáreas, 7,3 millones de hectáreas, 2,1 millones de hectáreas y 0,9 millones de hectáreas, respectivamente. Esto refleja aumentos interanuales para la soja y el maíz, pero disminuciones en girasol y sorgo.

Esto, a su vez, se traduciría en un marcado aumento en el volumen de cosecha, liderado principalmente por la soja y el maíz, lo que contribuiría significativamente a la economía argentina.

Los números proyectados reflejan una recuperación especialmente en términos de producción por mejor contexto climático. La superficie de siembra de soja será similar a la de la campaña 2020/21, pero inferior a la de la campaña 2016/17, que llegó a 18 millones de hectáreas sembradas.

La recuperación de la competitividad de la soja en comparación con otros cultivos, como el maíz, se da luego de la pérdida del 40% de la producción agrícola en la campaña anterior.

Sin embargo, la cadena agroindustrial enfrenta desafíos financieros y económicos en medio de un año electoral que agrega incertidumbre a la ecuación.

Las proyecciones de producción estarán sujetas a las condiciones climáticas durante la siembra y el período de definición de rendimiento. Bajo un contexto de “Año Niño”, se espera una cosecha de 50 millones de toneladas de soja, 55 millones de toneladas de maíz y 3,5 millones de toneladas de sorgo, con una merma del 10,4% para el girasol.

El pronóstico climático, con la activación de “El Niño”, promete un futuro prometedor para el área agrícola del Cono Sur. Las lluvias recientes indican una tendencia hacia precipitaciones normales a superiores a lo normal durante la primavera, lo que alivia los problemas climáticos experimentados en ciclos anteriores.

Finalmente, Costa subrayó la importancia de políticas agrícolas efectivas para el futuro. El sector agrícola se presenta como un motor clave para la economía argentina en los años venideros, pero según un estudio de la Fundación INAI, Argentina podría producir entre 155 y 188 millones de toneladas de granos hacia 2032/2033, y dependerá de las políticas agropecuarias que se implementen, con restricciones o incentivos.

En este articulo