Un día después de asumir, el Gobierno cerró el registro para anotar exportaciones de granos

19

Lo resolvió la Secretaría de Bioeconomía según se comunicó a las empresas del sector; busca evitar que se paguen retenciones con un dólar viejo para cuando se produzca la modificación del tipo de cambio.

El gobierno de Javier Milei resolvió cerrar los registros para exportar granos y subproductos agrícolas. La medida se tomó, según pudo saber este medio, para evitar una especulación ya que en el mercado se descuenta que habrá una devaluación del peso. Se busca que no se anote una venta al exterior con el pago de retenciones con precios más bajos de los granos.

“De conformidad con los términos del artículo 18 de la resolución N° RESOL-2019-128- APN-MAGYP de fecha 14 de noviembre de 2019 del ex-Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, y habiendo recibido las correspondientes instrucciones del señor Secretario de Bioeconomía; esta Subsecretaría de Mercados Agroalimentarios y Negociaciones Internacionales pone en conocimiento del Sector Exportador de los productos agrícolas comprendidos en el régimen creado por la ley N° 21.453, que a partir de las 17.00 del día 11 de diciembre de 2023 se procede al cierre del registro de las Declaraciones Juradas de Venta al Exterior hasta nuevo aviso”, dice la comunicación oficial de esa cartera.

Vale recordar que Bioeconomía es la Secretaría que reemplazó a Agricultura en el marco del nuevo rediseño del Estado nacional.

Según trascendió de fuentes del sector comercial, la decisión se adoptó para “evitar que se anoten con retenciones a precios [de los granos] más baratos”. Sucede que podría haber una diferencia con los derechos de exportación abonados.

En rigor, se descuenta que con un corrimiento del tipo de cambio habrá un salto en el valor en pesos de los productos del sector. En este marco, hoy se habrían registrado más de 1,7 millones de toneladas de granos, un volumen importante según fuentes consultadas.

Datos

De acuerdo a una fuente de la actividad, en medio de la expectativa de una pronta devaluación el ritmo de registro de declaraciones juradas por parte de los exportadores se venía acelerando en los últimos días. “En lo que va de diciembre hicieron DJVE por 6,7 millones de toneladas de maíz [1,6 millones de toneladas correspondientes a la pasada campaña 2022/23 y 5,1 millones de toneladas del ciclo próximo 2023/24]”, indicaron.

Además, precisaron a este medio que de harina de soja se inscribieron 1,2 millones de toneladas [620.000 toneladas de la temporada 2022/23 y 620.000 toneladas de 2023/24]. En aceite de esta oleaginosa se anotaron 190.000 toneladas [mitad de la campaña 2022/23 y la otra mitad de 2023/24]. Respecto del grano de este producto, el registro fue de 450.000 toneladas para la campaña 2023/24. La fuente añadió: “En trigo, por primera vez en lo que va del año se anotaron 360.000 toneladas de la 2023/24″.

“Esto [por el cierre del registro] es porque declaran y fijan el tipo de cambio de los derechos de exportación que pagan antes que se devalúe”, agregó.

Ante una consulta de este medio en la agroexportación tras conocerse la medida, una fuente de la actividad indicó: “El cierre es para todo tipo de embarques, veremos hasta qué día dura”. Luego indicó que lo decidido por el Gobierno fue “espontáneo”.

El gobierno de Alberto Fernández hizo constantes intervenciones en los mercados de granos. De hecho, impuso la figura de “volúmenes de equilibrio” que impiden que se venda al exterior maíz y trigo más allá de un determinado tonelaje. El propósito del gobierno de Javier Milei es terminar con ese sistema que distorsiona la actividad. Sobre esto ha sido claro Fernando Vilella, secretario de Bioeconomía, en el sentido de terminar con las restricciones al campo.

“Cada vez que se cerró el registro de Declaraciones Juradas de Venta al Exterior luego ocurrieron cambios en las reglas de juego del comercio de granos; esta secuencia se repitió en los últimos años”, alertó Sebastián Salvaro, director de AZ-Group.

“Entonces, el cierre que ocurrió muestra que algunos operadores buscan anticiparse a los cambios y aprovechan para pagar con un tipo de cambio de 360$/dólar, que puede generar un diferencial a favor muy grande si se produce una devaluación del peso. También adelanta que es inminente un cambio en las normas de comercialización de los granos, que probablemente eleve sus precio en pesos”, agregó.