El Grupo de Cambio Rural Antajé se prepara para la nueva campaña algodonera

42

En el corazón del departamento Banda, en la zona del paraje San Juan, un grupo de productores agrícolas se reunió para planificar la próxima campaña algodonera. El grupo Antajé, surge de la Asociación de Fomento San Juan y está compuesto por chacras con más de 25 años de antigüedad dedicadas principalmente a la producción de algodón y alfalfa.

Bajo la dirección de la Ingeniera Agrónoma Mariana Morosi, promotora asesora del grupo, los miembros de Antajé se embarcaron en un análisis exhaustivo de diversos aspectos cruciales para el éxito de su campaña. En una serie de encuentros que tuvieron lugar en la casa de la Sra. Marta Quiroga, se abordaron temas como costos de producción, comercialización, adversidades climáticas y perspectivas futuras.

Uno de los hallazgos clave de estas reuniones fue que la mayoría de los productores de Antajé cultivan superficies que no superan las 10 hectáreas. Su cultivo principal es el algodón, seguido de cerca por la producción de alfalfa. Esta información es fundamental para comprender la estructura productiva de la región y las dinámicas que la impulsan.

Un tema recurrente en las discusiones fue el impacto de las condiciones climáticas en la campaña pasada. Las adversidades climáticas afectaron negativamente el desarrollo de los cultivos y, como resultado, los rendimientos fueron más bajos de lo esperado. Esto planteó preocupaciones legítimas sobre las perspectivas para la próxima campaña, especialmente en un contexto en el que los precios del algodón han sido históricamente bajos.

Como parte de sus planes para cumplir con los objetivos planteados en el PTG (Proyecto de Transformación y Crecimiento), tienen previsto llevar a cabo capacitaciones con la participación de técnicos especializados del INTA y otras instituciones gubernamentales. Estas capacitaciones tienen como objetivo equipar a los productores con las herramientas y conocimientos necesarios para gestionar de manera más eficiente sus sistemas productivos, optimizando así sus posibilidades de éxito en la próxima campaña algodonera.

En este articulo