En un solo día, la carne experimentó un sorprendente aumento de $300 por kilo

44

Después de más de seis meses de atraso frente a la inflación, el valor del ganado ha experimentado una recuperación que ya se ha reflejado en los precios al público, con incrementos que oscilan entre el 20% y el 30% según el tipo de corte.

A tan solo dos semanas de las Elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO), el Gobierno enfrenta un nuevo desafío que afecta directamente el bolsillo de los consumidores: un fuerte aumento en el precio de la carne vacuna en las carnicerías. La ganadería ha logrado recuperar algo de lo perdido frente a la inflación y en los últimos días ha aumentado su valor hasta un 40%. Además, el viernes pasado, las carnicerías ya aplicaron un aumento promedio de $300 por kilo, lo que representa un incremento del 20% al 30% dependiendo del corte. Los expertos advierten que esta alza podría continuar durante esta semana.

“Los precios ya han impactado en las góndolas. Una parte del aumento se produjo esta semana, y se espera que el resto se traslade a los precios la próxima semana”, comentó un carnicero que posee varios locales en el conurbano y en CABA.

Ante esta situación, el Ministerio de Economía se encuentra en alerta, ya que saben que este es solo el primer paso de posibles futuros aumentos en el precio de la carne y su impacto en el índice de inflación.

El sector atribuye la recuperación del ganado a las expectativas en el campo, especialmente después de la sequía y con la reactivación de las lluvias, se espera una mayor oferta de carne en el futuro, aunque habrá una disminución temporal en el suministro. Por otro lado, el dólar maíz ha afectado los costos de producción en el sector de feedlots, lo que ha contribuido al incremento del precio de la carne.

La incertidumbre económica y las intervenciones gubernamentales han generado preocupación en la cadena cárnica. El aumento en los costos de producción ha llevado a una serie de incrementos en los precios, lo que ha afectado la rentabilidad y la sostenibilidad de los actores involucrados.

En resumen, la carne vacuna ha experimentado un drástico aumento en su precio, y los expertos anticipan que esta tendencia podría continuar debido a diversos factores, como la recuperación del ganado, la incertidumbre económica y las intervenciones gubernamentales. Esta situación preocupa tanto a los consumidores como a los diferentes eslabones de la cadena cárnica.

En este articulo