Una alta ocupación hotelera dejó el último fin de semana largo del año en la Madre de Ciudades

20

El fin de semana largo por la Inmaculada Concepción de la Virgen María dejó un marcado impacto en Santiago del Estero, donde la alta ocupación hotelera se convirtió en el protagonista de la temporada turística. A pesar de que la cantidad de turistas que viajaron en comparación con el mismo período del año anterior disminuyó en un 21%, la capital santiagueña logró destacarse gracias a la realización de eventos deportivos internacionales y atractivos turísticos locales.

En total, en Argentina se movilizaron 960 mil turistas durante este último fin de semana largo, generando un gasto total de $74.880 millones en las distintas ciudades del país. La estadía promedio fue de 2,6 días, y se destacó la presencia del turista internacional, cuya elección se vio favorecida por la conveniencia cambiaria.

A nivel nacional, el turismo extranjero desempeñó un papel destacado, especialmente en los centros turísticos de frontera, la Patagonia y la Ciudad de Buenos Aires. Con un gasto promedio diario de $30.000 por turista, su presencia contribuyó significativamente al impulso económico del sector.

En el caso particular de Santiago del Estero, la ciudad capital experimentó una ocupación hotelera del 90% en establecimientos superiores a 3 estrellas, mientras que las categorías restantes alcanzaron un 75%. Este notable desempeño se atribuye en gran medida a la celebración de la 5° edición de la FIH Pro League de Hockey Internacional, que contó con la participación de los equipos más destacados del mundo, incluyendo a Las Leonas y Los Leones.

Por otro lado, en localidades como Termas de Río Hondo y Villa La Punta, el impacto turístico fue más moderado, registrando una ocupación inferior al 25%. Esta situación es típica para esta época del año, marcada por la proximidad de las fiestas y vacaciones, así como las expectativas generadas por el recambio de gobierno nacional.

A pesar de la menor afluencia de turistas en estas localidades, se observó movimiento en los circuitos gastronómicos, fiestas y peñas, especialmente impulsado por la visita de santiagueños residentes en otras provincias, quienes llegaron para compartir con familiares y amigos en este período festivo.

En lo que va del año, ya se han registrado 10 fines de semana largos, con la participación de 15,2 millones de turistas que han dejado un gasto acumulado de $675.881 millones. El turismo sigue siendo un motor clave para la economía argentina, demostrando su capacidad de adaptación a distintos contextos y circunstancias.