Una compañía argentina fue premiada por Agri Business Review por su agricultura sustentable

55

Agri Business Review, una publicación líder en la identificación y ponderación de procesos y soluciones en el sector agrícola, reconoció al grupo ALZ-Agro como “Compañía del Año en Agricultura Sustentable de América Latina”.

ALZ-Agro está guiada por tres pilares fundamentales: la sustentabilidad económica, social y ambiental. Su enfoque se refleja en el desarrollo de soluciones ecológicas diseñadas a medida tanto para la agricultura como para la ganadería, a través de la transformación de subproductos de diversas industrias.

Luis Pérez, director de Marketing y socio fundador, destacó: “La visión de ALZ-Agro es la de una empresa de agronegocios sustentable e innovadora, con alianzas estratégicas a nivel nacional e internacional. Este reconocimiento es el resultado de una construcción paulatina basada en resultados económicos positivos, prácticas con bajo impacto ambiental y un papel activo como agente de cambio en la sociedad.

La adopción del concepto de “economía circular” ha sido clave en el desarrollo de ALZ-Agro. Desde sus inicios en 2007, el grupo ha establecido alianzas estratégicas con diversas industrias, liderando iniciativas como Smartfoil, un bioestimulante orgánico que ha revolucionado los cultivos extensivos al reducir la huella de carbono en un 30%.

Otro producto importante en su trayectoria es Nutriliq, que utiliza subproductos de la cervecería, maltería y levaduras para formar parte de la dieta diaria de más de 250.000 vacas. Además, con productos como Toke Plus, coadyuvante elaborado a partir de residuos de la industria farmacéutica, ALZ-Agro refuerza su compromiso con la innovación y la eficiencia en el uso de recursos.

Actualmente, la compañía está desarrollando una proteína sustentable a partir de larvas de la mosca soldado negro alimentadas con subproductos de la industria cervecera, ofreciendo una alternativa innovadora y sostenible para la alimentación animal.

Alejandro Savage, director de la división Nutrientes, resaltó: “Este proceso continuo permite obtener productos de alta calidad en menor tiempo y con menor uso de espacio y agua. Además, ALZ-Agro ha firmado convenios con empresas de energía renovable para transformar residuos en fertilizantes orgánicos, ampliando así su oferta de productos con menor impacto ambiental”.

En este articulo