Industria: la caída de la capacidad instalada se desaceleró en septiembre

69

El uso de maquinaria en las fábricas desaceleró su caída durante septiembre. Se utilizó el 67,9% de las instalaciones industriales, lo que implicó una baja de 0,7 puntos contra el 68,6% del mismo mes del año pasado, diferencia menor a la de 1,7 puntos que se había registrado en agosto. Así, la capacidad instalada sectorial acumuló su quinto mes de caída interanual. Se destacaron los niveles de uso de maquinarias de las industrias metálicas básicas, la refinación de petróleo, los productos minerales no metálicos y la industria automotor, por encima del promedio. En la vereda opuesta, los rubros con mayor incidencia negativa fueron los productos alimenticios y bebidas, y la industria metalmecánica excepto automotores, producto del impacto de la sequía.

Los datos se desprenden del último informe de Utilización de la Capacidad Instalada de la Industria (UCII) que publicó el Indec este miércoles. La última vez que el UCII dio por encima del año pasado fue en abril, cuando estuvo 1,8 puntos arriba. Luego, se mantuvo en rojo, con un pico negativo durante julio, cuando anotó una caída interanual de 2,9%. A partir de entonces, la baja comenzó a moderarse, con una diferencia de 1,7% agosto y otra de 0,7% en septiembre.

Los sectores productivos por encima del nivel general fueron las industrias metálicas básicas, con un 85%, la refinación del petróleo (82%), papel y cartón (77,4%), productos minerales no metálicos (76,3%), sustancias y productos químicos (75,5%), e industria automotriz (68,6%).

Los peores niveles de uso de maquinaria los mostraron los productos alimenticios y bebidas, que registraron un 62,4% contra el 68,6% del año pasado. De acuerdo al Indec, el resultado estuvo “vinculado principalmente a la menor molienda de oleaginosas y a la caída en el nivel de utilización de la capacidad de las plantas productoras de bebidas”.

La segunda categoría con peor desempeño fue la industria metalmecánica excepto automotores, con un 51%, es decir 5,3 puntos menos que hace un año, producto de la menor fabricación de maquinaria agrícola.

Esa desaceleración en la caída de la capacidad instalada se produjo en paralelo al leve rebote que experimentó la industria en ese periodo. El Índice de Producción Industrial Manufacturera (IPI) que difundió el propio Indec la semana pasada reveló un crecimiento en septiembre del 0,2% mensual desestacionalizado, luego del 0,5% de agosto, tras 3 meses de caídas mensuales.

De todas maneras, para el economista de FIEL, Guillermo Bermudez, el escenario actual “no ofrece señales para una rápida recuperación de la actividad industrial”. Y agregó: “Con problemas generalizados de acceso a las divisas, la activación del segundo tramo del intercambio de monedas con China resultará insuficiente para dinamizar la actividad”.

Con diagnóstico similar, para Orlando Ferreres & Asociados, “el desorden macroeconómico, la falta de acceso a divisas, y la baja del consumo permite suponer que las dificultades continuarán en los meses venideros” para la industria.

En este sentido, durante septiembre, la consultora observó una inversión en maquinaria y equipo que registró una caída de 3,8% en la medición interanual, acumulando una merma de 4%. “En detalle, los equipos importados registraron una baja de 3,5%, mientras que los de origen nacional cayeron 4,2%”, agregó.

En este articulo