Las empresas argentinas no planean reducir personal este año, pero tampoco van a recomponer salarios

38

Pasado un primer trimestre de 2024 desafiante en todos los frentes económicos, las empresas argentinas no proyectan disminuir sus dotaciones de personal, pero tampoco esperan recomponer los salarios luego del avance de la inflación que superó el 51% solo desde enero.

Según un estudio realizado por la consultora Michael Page este año, el 85% de las empresas mantendría o incluso aumentaría su personal a pesar de la incertidumbre política y económica. Del 15% restante, un 47% anticipa una disminución de personal de entre un 5% y un 10%.

“La contratación temporaria o tercerizada emerge como una opción viable en varios sectores industriales para ajustarse ágilmente a las fluctuaciones, asegurar la continuidad operativa y mantener la competitividad”, señaló el informe.

Durante el 2023, la mayoría de las empresas adoptaron un enfoque conservador al implementar incrementos anuales de hasta el 150%. Si se tiene en cuenta que la inflación anual fue del 211,4% los salarios quedaron atrás casi 60 puntos contra la inflación.

“Mientras las empresas diseñan estrategias para mantener motivado al talento, la disparidad entre los incrementos salariales y la inflación continúa causando una disminución significativa del salario real de los profesionales. Esto conlleva desafíos cada vez más acentuados para la retención del talento y la satisfacción laboral”, explicaron en Michael Page.

Los sectores que dieron aumentos de sueldos más cercanos a la inflación son los de Finanzas y Marketing, con alzas de más de 150%. Mientras el estudio muestra que el 36% de las empresas ya implementó medidas para equiparar los ajustes salariales con la suba del resto de los precios de la economía, el 41% de las compañías consultadas afirmó que no tiene intenciones de aplicar medidas de recomposición salarial durante el primer semestre del año.

Más de la mitad de las empresas dijo que su forma de recomponer los salarios es incrementar la frecuencia de los ajustes. Sin embargo, el 56% de los encuestados afirmó que este año mantendrá los ajustes cada dos y tres meses que aplicó durante el último año.

“Dado que se estima una inflación del 210,2% para el 2024, es crucial que las empresas enfoquen aún más sus estrategias de compensación y beneficios”, sostuvo el trabajo.

“Estas estrategias no solo deben contrarrestar el impacto de la inflación en los salarios, sino también brindar ventajas adicionales significativas para los empleados, como oportunidades de desarrollo profesional, flexibilidad laboral y un ambiente de trabajo favorable”, agregó.

“Además, la gestión eficiente de recursos y la optimización de procesos internos serán fundamentales para asegurar la estabilidad financiera y la competitividad a largo plazo”, remarcó el informe.

En este articulo