Las ventas de yerba mate cayeron 30% en marzo y los precios en góndola bajaron hasta un 20%

47

Por primera vez desde 2018, las ventas de yerba mate en Argentina cayeron 30% en marzo en supermercados, generando preocupación en la industria yerbatera. En el final del verano, los despachos a salida de molino de yerba mate cayeron a 18.800.000 kilos, frente a los 26.500.000 del mismo mes del año anterior, según datos del Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM).
En ese sentido, el bajo rendimiento en la comercialización llevó a algunas empresas, especialmente las principales del sector que compiten por su participación en el mercado, a reducir los precios entre un 10 y un 20%.

A pesar de que en diciembre, enero y febrero las ventas se mantuvieron estables, la caída abrupta en marzo llevó a algunas yerbateras a estimular la demanda. Sin embargo, incluso con estos ajustes, el costo de un paquete de medio kilo de yerba mate en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires oscila entre $1800 y $2100, alcanzando incluso los $2200 o $2300 en algunos casos, lo que desalentó a los consumidores.

En tanto, el mercado de la yerba mate que suele experimentar fluctuaciones leves en los despachos, registró en marzo la cifra mensual más baja en 63 meses. Esta situación, sumada a los aumentos de precios tras la devaluación de diciembre y la inflación, presenta un panorama complicado tanto para la industria yerbatera como para los consumidores, quienes deben hacer frente a una caída en el poder adquisitivo.

En un escenario sin regulaciones, la competitividad se intensifica en el mercado yerbatero argentino. Empresas líderes comenzaron a mantener y luego reducir precios, incluso mediante agresivas promociones. Una marca reconocida de yerba, por ejemplo, se ofreció a $2899 el kilo, frente a los habituales $4350.

A su vez, para algunos empresarios, la política de desregulación de Javier Milei está empezando a tener efecto. El mercado pasó de la especulación a la reducción de precios, con una mayor atención en los costos para mejorar la competitividad. Las ventas, que se mantuvieron antes de marzo debido al stockeo previo a las elecciones, ahora se ajustan a una demanda más realista, explicaron desde el sector.

Finalmente, el desplome de los precios en el mercado yerbatero presenta interrogantes para los pequeños productores, quienes enfrentan problemas con los precios de la hoja verde. A pesar de solicitar un valor de $505 por kilo, solo se está pagando $370 desde fines de febrero, mientras que los costos de la nafta y otros servicios continúan aumentando, obligando a algunos a negociar con altos costos financieros.

En este articulo