Actualizan información crucial en la carta de suelos del departamento Belgrano

39

Un equipo de investigadores del INTA Quimilí ha llevado a cabo una significativa actualización en la carta de suelos del sector norte del departamento Belgrano, Santiago del Estero. Esta iniciativa busca proporcionar información detallada sobre el tipo y la distribución de los suelos, con el propósito de definir la productividad y la capacidad de uso de las tierras. Estos datos se convertirán en una herramienta esencial para identificar las zonas más adecuadas para distintas actividades agrícolas, al mismo tiempo que se promoverá la preservación de ambientes vulnerables y menos resilientes.

Laura Mas, especialista en suelos del INTA, destacó la importancia de este proyecto, especialmente en una región con una rica historia agropecuaria. Enfatizó que, hasta el momento, la información disponible se limitaba a mapas de suelos a escala de reconocimiento, insuficientes para el ordenamiento territorial y la toma de decisiones a nivel de establecimiento rural.

La investigación se centró en una superficie de aproximadamente 85,000 hectáreas en el sector norte del departamento Belgrano, abarcando desde los paralelos 28° 51′ 48,3” y 29° 07′ 55,5” S, hasta los meridianos 61° 51′ 23,3” y 62° 19′ 21,9” W. El estudio, basado en un enfoque geopedológico, incluyó la recopilación de antecedentes, el análisis de la información y el relevamiento de suelos en el campo.

Se llevaron a cabo 121 pozos de observación y 10 calicatas utilizadas como perfiles modales tentativos a lo largo de ocho campañas. La evaluación de tierras se realizó mediante las metodologías de capacidad de uso (CU) e índice de productividad (IP), utilizando las mismas fórmulas aplicadas en la región Chaco Pampeana Norte (II), subregión “C”, y región Central Norte (IV).

La información recopilada permitió identificar siete unidades geomorfológicas, y se clasificaron suelos pertenecientes a los órdenes Molisol y Alfisol. La capacidad de uso indicó aptitud agrícola y ganadera, con limitaciones determinadas por condiciones climáticas y edáficas.

Amanda Vizgarra, especialista en suelos del INTA, detalló que los valores del índice de productividad oscilaron según las características de los suelos y su posición en el paisaje. Los resultados respaldan recomendaciones de manejo como rotación de cultivos, cultivos de servicio, fertilización, subsolado, enmienda con yeso agrícola, implantación de pasturas, pastoreo rotativo, y manejo de pasturas para pastoreo y reservas invernales.

Esta actualización de la carta de suelos del departamento Belgrano representa un avance significativo en el conocimiento de la tierra y ofrecerá pautas valiosas para el desarrollo sostenible y la toma de decisiones en la gestión agrícola de la región.

En este articulo