La Marcha de los Bombos, un punto alto del mes de Santiago para hoteles y gastronómicos

530

La Marcha de los Bombos se consolida como un evento que despierta el interés de todo un país. Calles colmadas de turistas, negocios repletos y una hotelería al pico de su capacidad, son signos inequívocos del fuerte atractivo que representa un evento que regresó con más fuerza que nunca tras el parate obligado por la pandemia y que año a año convoca a más personas que disfrutan de una manifestación espontánea de la cultura popular con rasgos de una particularidad distintiva.

Como anticipó oportunamente Data Santiago, durante el mes de julio la hotelería de la Madre de Ciudades se encuentra colmada y con recambio. Por propiedad transitiva, este aluvión de visitantes impacta positivamente también en sectores como la gastronomía y el comercio en general.

De hecho, durante todo el fin de semana se volvió una tarea algo más ardua de lo habitual conseguir mesas en restaurantes, confiterías y bares, debido a la alta demanda de los comensales que no solo disfrutaron de la gastronomía típica sino también de la vida nocturna en locales de la paradigmática avenida Roca y de la renovada zona sur.

La venta de souvenirs, recuerdos e indumentaria también se vio incrementada durante todo el fin de semana. Los turistas, cautivados por las bondades de la capital santiagueña eligieron llevar así una muestra de Santiago del Estero a sus seres queridos de todos los puntos del país y de muchos lugares del mundo, que eligen cada vez más la provincia como destino para sus vacaciones invernales.

Se espera que esta tendencia se mantenga durante la última semana del mes, con los espectáculos programados para celebrar el aniversario de la ciudad el 25, con una vigilia que promete atraer nuevamente a muchísimos visitantes.

En este articulo