Se recupera en octubre la producción empresaria en EEUU

47

La producción empresarial de Estados Unidos repuntó en octubre, cuando el sector fabril dejó atrás una contracción de cinco meses por una suba de nuevos pedidos, y la actividad de servicios se aceleró también, en medio de presiones inflacionarias que se vienen moderando.

Así lo informó S&P Global, al dar a conocer su Índice Compuesto de Gerentes de Compras de Estados Unidos para los sectores manufacturero y de servicios, el cual subió a 51 en octubre -un punto por encima del nivel de 50 que separa la expansión de la contracción-, frente al 50,2 de septiembre, marcando así el nivel más alto desde el mes de julio.

Los datos son la señal más reciente de que la principal economía mundial sigue resistiendo el impacto de los aumentos de las tasas de interés por parte de la Reserva Federal, en busca de controlar la inflación.
Viento de cola

Y es que el crecimiento mantuvo durante todo el año, contrariando los pronósticos de numerosos analistas económicos en el sentido de que el aumento de los tipos, que actualmente se ubican en 5,25 puntos porcentuales, desencadenarían una recesión y por consiguiente una suba de los índices de desempleo.

El Departamento de Comercio difundirá cerca del fin de semana el desempeño de la actividad económica para el tercer trimestre. La encuesta de S&P Global sugiere que continuará el fuerte impulso registrado de julio a septiembre, al menos hasta el inicio del cuarto trimestre.

“Las esperanzas de un aterrizaje suave de la economía estadounidense se verán alentadas por la mejora de la situación observada en octubre”, dijo en un comunicado Chris Williamson, economista jefe de S&P Global Market Intelligence.

“La encuesta PMI de S&P Global ha sido uno de los indicadores económicos más pesimistas de los últimos meses, por lo que el repunte del crecimiento de la producción estadounidense señalado a principios del cuarto trimestre es una buena noticia”, agregó.

Nuevos pedidos

El PMI manufacturero de la encuesta subió hasta el nivel de equilibrio de 50, su máximo desde abril, dando por concluida una contracción leve del sector iniciada en mayo. .

Los nuevos pedidos del sector manufacturero aumentaron por primera vez en seis meses y fueron los más elevados desde septiembre de 2022.

En el sector de servicios, mucho más importante, la actividad también desafió las previsiones de una leve desaceleración, ya que el PMI alcanzó un máximo de tres meses de 50,9 este mes, frente al 50,1 de septiembre y una estimación media de 49,8 de Reuters.

En este articulo